iPhone o Samsung, ¿qué móvil me compro?

INFO
A la hora de adquirir un nuevo smartphone puede que no te resulte fácil decidirte, por eso, quiero ayudarte a responder a la clásica pregunta de “¿me compro un iPhone o un Samsung?”.

A TENER EN CUENTA

Una cosa que tienes que tener en cuenta es que si no lo tienes muy claro, las tiendas de telefonía no suelen resolver tus dudas, así que voy a ayudarte.

Antes de nada, hay que decir que ambos sistemas ofrecen excelentes prestaciones que pueden parecerte tan similares que resulta difícil distinguir entre ellos. Pero eso sí, todos tenemos distintas necesidades y por lo tanto, diferentes preferencias.

Para algunos el teléfono móvil es como un coche último modelo o un artículo de lujo. Quieren tener a mano lo último. Mientras que para otros es un dispositivo necesario y se conforman con su uso práctico y exigen prestaciones más específicas, es decir, calcula también la inversión prevista respecto al tiempo que esperas disfrutarlo y la utilidad que le darás. Si aparte de WhatsApp, Facebook e Instagram usas pocas apps más, quizás tampoco te haga falta el último y flamante modelo que ha salido al mercado y con un smartphone de gama media tienes de sobra.

Aparte de eso, cuando miramos más de cerca los teléfonos podemos comprobar que hay ciertas diferencias claves que pueden ayudar a tomar una decisión. Aquí van detalladas algunas de ellas.

 Sistema operativo

Tener un iPhone te asegura el uso de un sistema operativo reciente. Pese a tener un modelo antiguo, Apple te permite disfrutar de las últimas novedades creadas para sus dispositivos. Sin embargo, los fabricantes de Android no permiten que sus smartphones antiguos puedan incorporar las últimas novedades.

Por ello, tienes que cerciorarte de que el teléfono que quieras comprar tenga la última versión del sistema operativo. Haciéndolo así podrás disponer de un mayor número de aplicaciones, que puede no sean compatibles con viejas versiones.

 Hardware

Apple es la única compañía que fabrica los iPhone y eso le permite trabajar de forma exclusiva sobre el hardware y el software para todos sus smartphones. La compañía de la manzana apuesta por el diseño y por las mejoras técnicas. Y si tienes otros dispositivos de la manzana, siempre va a ser más cómodo la relación entre todos, desde compartir fotos, vídeos a cualquier otro contenido.

Por otro lado, está Google, que ofrece su software Android a otras compañías de teléfonos como Samsung, HTC, LG, etc. Los teléfonos del androide verde suelen variar en tamaño, peso, características y calidad, por lo que no siempre el sistema operativo trabaja por ejemplo con la misma soltura en todos los teléfonos pero sí que tienes más opciones para elegir si estás acostumbrado a este sistema operativo.

 Pantalla

Fíjate bien en la pantalla y en el tamaño de los botones. Es el campo visual de todo y tienes que sentirte cómodo con él. Muchos usuarios están en contra de los teléfonos con pantalla grande porque no caben en el bolsillo, la cartera o simplemente no les llegan los dedos a las diferentes opciones. Y recuerda, cuanto más grande sea la pantalla más batería consume.

Igualmente, los iPhone hay que reconocer que suelen ser más robustos frente a la gama de Samsung Galaxy. El problema de estos últimos es que sus pantallas son muy finas y por tanto, muy frágiles. No obstante, es un problema que se puede evitar protegiéndolos siempre con cristales templados adecuados. Además de carcasas si no te la quieres jugar porque repararlas, sí que viene siendo una faena. Sobre todo, para la cartera.

En la siguiente imagen se puede comprobar por ejemplo la diferencia entre una pantalla de un iPhone 6S (la superior) frente a un Samsung Galaxy S7 (la más fina). Se trata de un ejemplo de dos modelos concretos pero es algo que se suele repetir en las versiones posteriores de uno y otro smartphone.

 Batería

Por último, hay que comentar un detalle también importante y es que por lo general, la batería de los móviles Samsung duran menos que la de los iPhone. Y en ambos casos, si lo usas con frecuencia es raro que superen las 24 horas. Un gran hándicap a superar a día de hoy entre ambos gigantes tecnológicos.

 Mejores ofertas

Apple iPhone X - Smartphone con pantalla de 14,7 cm, 64 GB, Gris espacial

La última actualización fue en: Jul 16, 2018 1:55 am
940,00

Samsung Galaxy S9 - Smartphone de 5.8" (4G LTE, Wi-Fi, Bluetooth 5.0, Octa-core 4 x 2.7 GHz, 64 GB de...

La última actualización fue en: Jul 16, 2018 1:55 am
679,00

Conclusión

De una forma u otra, las últimas versiones de Apple y Samsung comparten ser potentes smartphones, por lo que te decidas por uno otro, tienen algo en común, ofrecerte la posibilidad de llevar toda la oficina y tu centro de ocio en el bolsillo.
4 Comentarios
  1. Sin duda es cuestion de gustos, le abono a apple su software y seguridad, en cuestion de hardware samsung los supera en caracteristicas, claro que esto solo en los modelos de alta gama, caracteristicas que apple va tomando despues de varios modelos y los mejora, en cuanto a bateria diria que va muy relacionado con el rendimiento del sistema operativo y creo que en relacion con los buques insignia samsung supera en duracion a apple, por ultimo el tema de costos creo que es el que finalmente inclina la balanza, ya que iphone sobrevalora demasiado sus equipos en comparacion con los demas fabricantes y esto se ve reflejado en la mayor cantidad de usuarios del sistema android, mas por un tema de poder adquisitivo.

  2. No tienen razón, tengo un samsung j7 y la bateria me dura 2 dias

  3. mMe encanto la expilcación breve pero precisa!!!! Creo que me decido x un iphone!!!!

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado