Cómo afecta el frío a nuestro Smartphone

En invierno, con la bajada de las temperaturas, debes tener ciertas precauciones para no dañar a tu fabuloso e inseparable Smartphone.

El frío y el calor provocan variaciones en el correcto funcionamiento de las baterías y por eso es fundamental mantener protegido tu dispositivo de estas variaciones.

Controla la temperatura de tu Smartphone

Cuando usas tu móvil a temperaturas muy bajas sufrirá un efecto momentáneo pero no dañino en el tiempo.

Las bajas temperaturas provocan que la autonomía de tu terminal se acorte. Al igual que una batería disminuye un 15% de su capacidad cuando se alcanzan los 40ºC, en el caso del frío la pérdida es mucho mayor.

Es decir, una batería a -5ºC puede perder hasta un 20% de su capacidad y este porcentaje va en aumento según la temperatura desciende.

Pero además de la batería, tu teléfono móvil puede verse afectado con una ralentización del hardware, que se congele el disco duro o que la pantalla se rompa.

Otros efectos del frío

Otro daño que puede sufrir tu smartphone por el mal tiempo, es el de la humedad. Mucho mas grave que el anterior.

La lluvia, la humedad o una densa niebla, pueden provocar que entre el agua en tu móvil con el consiguiente peligro de oxidación de sus componentes internos.

Consejos a tener en cuenta

1. Abriga tu dispositivo.

Si estás al aire libre y bajo temperaturas frías, protégete bien ante todo, pero recuerda proteger también a tu móvil y, si es con una funda o carcasa mejor.

2. No lo dejes en el coche.

El interior del coche es demasiado frío para guardarlo, aunque sea sólo por un momento para echar gasolina, descargar un paquete o comprar la cena a última hora.

4. Guárdalo en el bolsillo. 

En invierno, cuanto más permanezca el dispositivo en tu bolsillo, bolso o mochila, mejor. Es una buena idea que optes por utilizar el manos libres y lo mantengas resguardado.

5. Caliéntalo antes de encenderlo. 

Si enciendes el dispositivo cuando la máquina está todavía fría, se puede crear condensación en el interior de la pantalla y ocasionar que el teléfono móvil deje de funcionar correctamente.

6. Vigila tu batería. 

Es importante saber que las baterías de ión-litio no pueden cargarse por debajo de 0ºC. Los cargadores de calidad reducen la corriente de carga con temperaturas frías y evitan por lo general una carga por debajo de 0ºC.

Cuando cargues una batería fría, deja que se caliente antes de colocarla en el cargador.

7. Cuidado con la pantalla.

Cuanto más sensitiva sea, más cuidado deberás tener a medida que las temperaturas sean más bajas para evitar que se raje. Una carcasa o funda es una buena opción para protegerla.

8. Protege todos tus dispositivos electrónicos.

El frío no sólo es contraproducente para los teléfonos móviles, también las cámaras fotográficas, ebooks y notebooks, entre otros, sufren. Aplica todos estos consejos también para ellos.

 

Estaremos felices de leer tus comentarios...

Escribe tu Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Login/Register access is temporary disabled